Valenciaport aspira a cerrar 2018 superando la barrera de los 5 millones de TEUs.


Con la previsión de cierre de tráfico del ejercicio 2017 en la mano, el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), Aurelio Martínez, avanzó el viernes, tras la reunión del Consejo de Administración de la institución, que uno de los retos de la entidad para 2018 será superar la barrera de los 5 millones de TEUs, hito fácilmente alcanzable si se mantiene la tendencia iniciada en los puertos de Valenciaport desde mediados de año.

“Las previsiones de cierre de tráfico del ejercicio 2017 destacan que el tráfico total crecerá un 3,6% alcanzando los 73,5 millones de toneladas (dos puntos por encima de lo previsto en el plan de empresa); el tráfico de contenedores crecerá un 2,5% con 4,8 millones de TEUs movidos”, detalló Martínez, “esto supone que somos el puerto que más ha crecido este año de los cuatro grandes puertos españoles”.
El comercio exterior de contenedores llenos registrará un alza del 5,65%, con 3,8 millones de TEUs. En concreto la exportación subirá a una tasa del 6,82% mientras que la importación avanzará un 6,28%, “de estas cifras lo destacable es que no sólo estamos trabajando para la Comunitat Valenciana (cuya exportación ha crecido alrededor de un 2% frente a más del 6% del puerto). Prestamos servicio a un hinterland mayor”, subrayó el presidente.
Sobre el tráfico de pasajeros, las previsiones destacan que se alcanzará 1.064.000 personas, lo que supone un récord histórico para el recinto. Mientras el tráfico de vehículos aumentará un 2,95% y se aproximará a las 800.000 unidades.
El presidente de la APV también avanzó los resultados financieros previstos a cierre de 2017 y que subrayan el esfuerzo realizado ya que la deuda a largo plazo se ha reducido a los 392 millones de euros, “lo que permite poder bajar las tasas, por ejemplo la T1”. La cifra de negocio de Valenciaport alcanza los 140 millones de euros, (+3,83% en relación al año 2016) y el resultado del ejercicio será de 31 millones de euros (+4,29%).

Retos para el 2018
Una vez comentada la actividad realizada en 2017, Martínez se lanzó a enumerar una serie de ambiciosos retos que ha asumido ante el Consejo de Administración para 2018. “El primero de ellos será consensuar una solución, que satisfaga a todas las partes, para el corredor Valencia-Sagunto (acceso norte). Hay que facilitar la descongestión del bypass, hoy se conocía que la V-30 y el bypass son las dos vías que más accidentes registran de camiones. Hay que buscar una solución”. El presidente recordó que 6.000 camiones entran y salen del recinto portuario de Valencia cada día y que 2.000 de ellos vienen del norte.
Además, la APV espera: finalizar el estudio de la ampliación norte y licitar la terminal de cruceros (se dispondrá del informe de reordenación definitivo en marzo/abril); que la paz social en la estiba se consolide; “seguiremos mejorando en competitividad bajando las tasas y las tarifas de los servicios”; se terminarán las obras de mejora de los calados en Valencia; “queremos que el tráfico de contenedores supere los 5 millones de TEUs”; se espera que el acceso ferroviario a Sagunto se licite y que esté casi terminado el PIF en Sagunto; además durante la segunda mitad de año se prevé iniciar la comercialización de la ZAL Valenciaport; se busca confirmar el proyecto de la Terminal de Fuente de San Luis; concretar algo más el proyecto en el pantalán de Sagunto; potenciar el tráfico de pasajeros en Gandía y avanzar en el reto marcado a los puertos para 2050 de lograr la autosuficiencia energética, “son retos exigentes y tenemos que empezar a pensar en un modo de hacerlo”.
Otro de los retos pasa por la integración puerto-ciudad. “Estamos a punto de finalizar el acuerdo del diseño del área de Nazaret. Ha costado pero no por falta de voluntad política, el problema ha estado en cómo se hacía jurídicamente. Espero que en 2018 se pueden llevar a cabo actuaciones concretas en Nazaret. Están presupuestadas”, aseveró Martínez.

Tarifas
Por otro lado, el Consejo aprobó las nuevas tarifas de los servicios comerciales prestados por la APV para 2018 referentes al suministro de energía eléctrica (bajan un 8%) y a la utilización del aula de informática del edificio de dirección. Asimismo se apuntó que los concesionarios podrán utilizar ya la red de saneamiento.
También se otorgó licencia para la prestación del servicio portuario de amarre y desamarre de buques en el puerto de Sagunto a Morvedre Mooring, S.L.U por un período de 6 años y se autorizó la transmisión de la licencia de la que es titular Terminal Marítima de Graneles S.L.U a Infraportva S.L.U por fusión por absorción de las compañías.
El Consejo desestimó la solicitud de CEMEX España Operaciones S.L.U de concesión administrativa en el Muelle Espigón Turia Testero del puerto de Valencia “debido a que la planificación de usos del puerto de Valencia no contempla los usos solicitados en esta ubicación (se destinará al tráfico de pasajeros), pero ya estamos trabajando con ellos para encontrar otra ubicación”, explicó Francesc Sánchez, director general de la APV .
Asimismo, el Consejo autorizó la prórroga de ocho meses de la encomienda de gestión a VPI Logística S.A para la “Promoción y comercialización de los puertos y de las zonas de actividades logísticas dependientes de la gestión de la APV” para el ejercicio 2018. “Con la llegada de la nueva directora comercial se está formando el nuevo departamento así que lo que se pretende es una reducción progresiva de la encomienda a VPI a través de una oferta de empleo público”, detalló Sánchez. Por cierto, Martínez confirmó que Puertos del Estado ha autorizado 12 plazas.
Finalmente, preguntado por la Operación Paso del Estrecho, Martínez mostró su sorpresa por que Valencia todavía no esté incluido en esta operación, cuando en la última (del 20 de junio al 20 de septiembre) hubo 75.000 pasajeros en este puerto.

Fuente: diariodelpuerto.com

Share Button