Valencia cierra febrero con un descenso del 20,6% en contenedores mientras Barcelona sube un 31,5% debido al conflicto.


La Autoridad Portuaria de Valencia ha informado esta mañana del movimiento provisional acumulado en el mes de febrero de este año que se mantiene en cifras similares al año pasado, con un total de 11.215.934 toneladas manipuladas (+0,25%) respecto al mismo periodo del año anterior. Si bien, atendiendo a los datos facilitados, se registra un gran descenso en el tráfico contenerizado debido –señalan desde la APV-, a la ralentización del trabajo de estiba en las terminales por el conflicto con los trabajadores.

Así, en referencia al tráfico de contenedores, el acumulado desde primeros dos meses del año registra un descenso del 6% y una caída de 46.510 TEUs; al pasar de los 755.748 contenedores gestionados entre enero y febrero de 2016 a los 709.238 del mismo período del año en curso.

En este sentido, y atendiendo a los datos provisionales centrados solamente en el mes de febrero (por haber sido este año un mes singular por la conflictividad laboral), el tráfico de contenedores de Valenciaport se ha resentido a causa del descenso de la productividad que, tal y como han detallado diversos informes ha provocado el desvío de escalas de buques y cargas del recinto portuario valenciano en beneficio a otros puertos españoles y de países vecinos.

En concreto, durante el mes de febrero, en Valenciaport se gestionaron 317.251 TEUs frente a los 399.564 del mismo mes de 2016. Estas cifras constatan que, en febrero, Valenciaport ha visto reducido su tráfico de contenedores en 82.313 TEUs, lo que representa un descenso del 20,6%. Los tráficos que más han protagonizado esta caída han sido los de contenedores vacíos y de tránsito. En este sentido, el tráfico de contenedores vacíos experimentó un descenso del 40,8% pasando de los 106.531 TEUs manipulados en febrero de 2016 a los 63.118 TEUs gestionados el mes de febrero pasado.

Este descenso ha sido menor en el caso de los contenedores de comercio exterior llenos. Así, en febrero de 2017, se canalizaron 254.133 TEUs de import/export en las instalaciones levantinas frente a los 293.033 del mismo mes del año anterior. Estos datos reflejan un descenso de 38.900 TEUs, lo que representa una caída del 13%.

Más al detalle, “a pesar de la baja productividad motivada por la lentitud y la baja productividad de los trabajos de estiba y el consiguiente desvío de algunos buques, la exportación de contenedores llenos registró un ligero incremento del 0,8% pasando de 67.880 TEUs manejados en febrero del año anterior a 68.443 TEUs en el mismo mes de este ejercicio”. Se trata, “de una muestra del dinamismo del hinterland del recinto portuario valenciano, esto es, de la economía valenciana y española en general que utilizan de manera preferente las instalaciones portuarias de Valencia”.

Por lo que respecta a la importación, Valenciaport manipuló 48.963 TEUs llenos en febrero frente a los 51.116 TEUs del mismo mes de 2016. Es decir, 2.153 TEUs menos, lo que representa un descenso del 4,20%. Los contenedores en tránsito también han sufrido un retroceso del 21,05%, pasando de 174.037 TEUs en 2016 a los 136.727 de este último mes de febrero.

Petición de diálogo entre las partes implicadas

Para la Autoridad Portuaria de Valencia “los descensos en los tráficos registrados durante el mes de febrero generan una distorsión en los mercados y en la economía, que provoca mayores costes para las empresas valencianas y españolas que utilizan de manera preferente el puerto de Valencia para sus operaciones de importación y de exportación”. En este sentido, el puerto “desea una rápida solución del conflicto de la estiba dado el grave e irreversible perjuicio que ya está provocando en la economía valenciana y española y, en especial, en el puerto de Valencia; principal herramienta logística al servicio del comercio exterior español y de su hinterland”.

Graneles líquidos y pasajeros, en la senda positiva

En el lado contrario, los graneles líquidos experimentan un aumento del 52,52% hasta un total de 782.423 toneladas mientras que los graneles sólidos retroceden un 1,35% con un total de 314.666 toneladas. Por su parte, durante los dos primeros meses del año, la mercancía general no contenerizada también registra un comportamiento positivo al crecer un 2,63%. En total, en este periodo se han canalizado 1.747.031 toneladas de este tipo de mercancías.

Por lo que respecta a los pasajeros, en los dos primeros meses del año, en el puerto de Valencia han recalado un total de 70.081 personas, lo que representa un crecimiento del 20,14%. En concreto, los tráficos de línea regular han aumentado un 27,39%, con un total de 57.598 personas mientras que los cruceros han experimentado un descenso del 4,84% hasta un total de 12.483 pasajeros.

Fuente: naucher.com

Share Button