TCV ganará capacidad operativa con la ampliación del calado del Muelle de Levante. 2


TCV Stevedoring Company, compañía estibadora concesionaria de la terminal de contenedores de los muelles de Levante y Llovera del Puerto de Valencia, va a dar un nuevo salto cualitativo con la ampliación del calado del Muelle de Levante, que pasará de 15,2 a 17 metros, lo que significará una mejora notable de la capacidad operativa de la estibadora, que ha cerrado el año 2015 con un tráfico récord de 1.133.000 TEUs, un 43% más que el año anterior.

La ampliación del calado, que se ejecutará de la mano de la Autoridad Portuaria de Valencia, permitirá a la empresa seguir dando respuesta a los grandes portacontenedores que operan en las navieras y que están multiplicando su presencia en TCV.
La ampliación del calado se complementará con la incorporación de dos nuevas grúas Paceco “ship to shore” de dimensiones MalaccaMax y cuatro RTGs de Konecranes.
Estas actuaciones forman parte de un ambicioso plan inversor de la compañía que el pasado año fue adelantado para ir dando respuestas a los importantes incrementos de tráfico registrados a lo largo del ejercicio.

Un año de récord

En este sentido, si hace apenas una semana la compañía fulminaba sus propios registros después de realizar más de 4.000 movimientos en una única escala en el buque “CMA CGM Pelleas”, ahora los protagonistas son los datos de tráfico correspondientes a 2015, un ejercicio especialmente intenso para TCV, ya no solo por la actividad puramente portuaria sino también por la que se ha fraguado en los despachos y que culminó con la venta de Grup TCB a APM Terminals, operación todavía pendiente del visto bueno de las autoridades.
Integraciones aparte, el año 2015 estuvo marcado para TCV por la necesidad de implementar mejoras operativas y adelantar inversiones en maquinaria con el fin de poder dar respuesta a las exigencias del creciente tráfico local.
No es para menos, del total de contenedores movidos por TCV, 764.000 se contabilizaron en régimen local o de importación y exportación, y los 360.000 restantes se movieron como transbordo. Esta gran predominancia de la carga local, especialmente de contenedores de exportación, hizo necesario equilibrar las fuerzas en el lado tierra para poder dar respuesta al incesanre flujo del transporte terrestre de contenedores.
Gracias a diálogo con los operadores implicados, a la incorporación de nueva maquinaria y a la implementación de mejoras operativas y de planificación, la terminal demostró su capacidad de reacción y respondió con éxito a las necesidades de los clientes. Entre las medidas tomadas cabe destacar la incorporación de nuevos reach stacker y RTGs a las operativas que ya funcionan a pleno rendimiento.
Fuentes de TCV han asegurado que además de las inversiones, para poder asumir el incremento de los tráficos “fue necesaria la implicación y profesionalidad de todos y cada uno de los trabajadores de la empresa (planificación, operaciones, documentación, administración, talleres, etc.). Solo de esta forma hemos sido capaces de superar por primera vez el millón de TEUs movidos en un año y situar el nuevo récord a una gran altura”.
Asimismo, según las mismas fuentes, “es necesario destacar el apoyo y la confianza de las navieras que que siguen apostando por TCV para realizar sus operaciones en el Puerto de Valencia. Nuestro objetivo principal es garantizar el servicio y es algo que hemos podido hacer en los más de 1.400 buques atendidos a lo largo del año”.
Más allá de la integración en APM Terminals, el futuro de TCV pasa por seguir consolidando los tráficos y, en la medida de los posible, en la captación de oportunidades, tal y como sucedió en 2015 con nuevas conexiones con estados Unidos, Asia o el norte de África.
Asimismo, TCV Stevedoring Company va a mantener su política de comunicación constante con clientes y usuarios para responder directamente a sus necesidades.

Fuente: diariodelpuerto.com

Share Button