La Comisión Europea autoriza la operación de compra de Hamburg Süd por parte de Maersk.


 

La Comisión Europea se ha pronunciado favorablemente, bajo las normas que regulan las operaciones de compras y fusiones en la Unión Europea, ante la propuesta de adquisición de la naviera alemana Hamburg Süd por parte de la danesa Maersk Line, sujeta al cumplimiento de determinadas condiciones.
La transacción de compra llevará consigo la combinación del potencial de dos compañías navieras líderes en el mercado del contenedor, ya que Maersk Line es la mayor compañía del mundo, mientras que Hamburg Süd ocupa el noveno puesto en la clasificación.
La aprobación de la operación queda sujeta al cumplimiento de varias condiciones, que incluyen la retirada de Hamburg Süd de cinco consorcios (Eurosal 1/SAWC, Eurosal 2/SAWC, EPIC 2, CCWM/MEDANDES and MESA) en las rutas que conectan el Norte de Europa y Centroamérica/Caribe; Norte de Europa y Costa Oeste de Sudamérica; Norte de Europa y Oriente Medio; Mediterráneo y Costa Oeste de Sudamérica, y Mediterráneo y Costa Este de Sudamérica.

Competencia “esencial”

En dichas rutas, la entidad resultante de la fusión habría encontrado una competencia demasiado débil de haberse producido dicha operación. La comisaria encargada de las políticas de Competencia de la Comisión Europea, Margrethe Vestager, aseguró que unos servicios de transporte marítimo competitivos “son esenciales para las empresas europeas y para la economía de la UE en su conjunto, por lo que los compromisos ofrecidos por Maersk Line y Hamburg Süd mantendrán unos elevados niveles de competencia que redundarán en beneficio de un gran número de empresas que dependen de esos servicios de transporte marítimo de contenedores”. Hamburg Süd opera una flota de 130 buques portacontenedores y comercializa sus servicios a través de su red global de oficinas bajo su propia marca, así como con las marcas CCNI (Chile) y Aliança (Brazil).

Fuente: diariodelpuerto.com

 

Share Button