El programa SAMOA precedirá en el sistema portuario los riesgos océano-meterológicos.


Puertos del Estado y los puertos del sistema portuario de titularidad estatal han anunciado la puesta en marcha de su nuevo y complejo sistema de predicción de riesgos océano-meteorológicos, bautizado como SAMOA (Sistema de Apoyo Meteorológico y Oceanográfico a las Autoridades Portuarias).
Este sistema es el fruto de tres años de desarrollos y múltiples trabajos de investigación por parte de Puertos del Estado y un conjunto de instituciones y empresas, entre otras AEMET, LIM/UPC e IH-Cantabria.
SAMOA basa su funcionamiento en tres elementos clave: por un lado, las redes de medida de Puertos del Estado, capaces de monitorizar en tiempo real el estado del mar; por otro, los modelos numéricos de previsión, cuyo objetivo es estimar su evolución; y, por último, los mecanismos de acceso a la información y generación de alertas personalizables por cada usuario dentro de las propias Autoridades Portuarias.
Según Puertos del Estado, el conocimiento y previsión de agentes tales como oleaje, viento, nivel del mar y las corrientes es vital en todas las fases de la vida de un puerto: en la de diseño, condicionado por el régimen de oleaje, viento y otras variables; durante la construcción, para la planificación de las obras y la garantía de la seguridad de los trabajadores; y, por último, en la operación de las infraestructuras ya terminadas, donde las condiciones océano-meteorológicas adversas impiden la transferencia modal y obligan incluso a cerrar los puertos en ocasiones.
“Es por lo tanto fundamental proporcionar una información, particularizada para cada puerto, de la evolución de dichas variables”, se asegura desde el Organismo Público.
El nuevo sistema se apoya en resultados de proyectos previos, como SAMPA, desarrollado en colaboración con la AP de la Bahía de Algeciras, y Copernicus, sistema europeo en el que Puertos del Estado opera modelos numéricos de previsión en la fachada Atlántica.
Los datos generados por SAMOA serán además de utilidad para otras instituciones, empresas privadas y para múltiples sectores socioeconómicos.
El proyecto tendrá su continuación en una 2ª fase en 2018, en la que se desarrollarán productos adicionales, como sistemas de predicción de alerta por rebase en diques.

Fuente: diariodelpuerto.com

Share Button